Tecnología

5 claves del éxito del Internet de las Cosas (IoT)

El IoT ha llegado para mejorar nuestra calidad de vida. Hay cinco claves de su éxito actual, que se encuentran en desarrollo para garantizar también el éxito futuro.

Por Redacción España, el 30/11/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

La llegada del Internet de las Cosas (IoT) ha modificado la forma en la que los seres humanos desarrollan su vida diaria, en casa, en el trabajo, e incluso en sus relaciones personales. La idea es que los dispositivos cotidianos con los que interactúa el ser humano tengan una dirección IP que genere información y transfiera datos a través de la red.

Estamos ante una interconexión total entre dispositivos, una revolución que ya está mejorando la calidad de vida de los seres humanos, y estamos solo en el principio. Desde un termostato hasta una compleja red logística, el Internet de las Cosas ha conseguido instaurarse en la mayoría de objetos con gran aceptación por el público.

“El gran motor del cambio es la tecnología”, Alvin Toffler.

En este contexto, hay varias claves que garantizarán el éxito de este nuevo mundo interconectado. Te hablamos de cinco.

Interoperabilidad

El Internet de las Cosas (IoT) como parte de esta revolución tecnológica ya considerada como la Cuarta Revolución Industrial pretenden una conectividad sin precedentes basada en la interoperabilidad entre redes, programas de ordenador, datos y dispositivos.

El concepto de interoperabilidad se refiere a la capacidad que tienen los sistemas y los dispositivos de comunicarse entre sí, independientemente de cuál sea su fabricante o de sus características técnicas.

Por ejemplo, un vehículo autónomo de la marca X debe poder conectarse y analizar las señales que le ofrece un vehículo autónomo de la marca Y.  Si no se diese esta compatibilidad o el intercambio de información fallase, podrían darse situaciones peligrosas, en este caso, una colisión.

Por ello, los especialistas en tecnologías IoT, independientemente de sus intereses, deben crear un ecosistema colaborativo, conectado y al servicio de los seres humanos

En la actualidad, ya han surgido algunas iniciativas que buscan favorecer la interoperabilidad. Una de ellas es el proyecto IEEE P2413, cuyo objetivo es identificar semejanzas en entornos IoT diversos, como las Smart Cities, las redes de transporte inteligentes o el cuidado de la salud.

Rendimiento / Escalabilidad

En la actualidad, el volumen de dispositivos IoT no para de crecer. De hecho, según afirma el portal de estadística Statista, en 2025 habrá 38,5 millones de dispositivos conectados y en 2030 alcanzará la cifra de 50 millones.

Por este motivo, la arquitectura IoT en el servidor debe de ser altamente escalable, capaz de soportar millones de dispositivos que envíen, reciban y actúen sobre datos constantemente.

Para mejorar el proceso, es esencial contar con una escalabilidad elástica y la habilidad de desarrollarlo en una infraestructura Cloud, ya sea como IaaS o como PaaS.

Tecnología Cloud

La tecnología Cloud dota a los dispositivos IoT de la posibilidad de almacenar los datos a gran escala sin tener que utilizar un espacio físico. Además, como se trata de una estructura distribuida y no dependiente de una única organización y sistemas de seguridad, facilita la implantación del IoT.

El Edge Computing es otra solución que trabaja junto a la nube para mejorar la automatización de procesos. Se trata de un modelo de computación que acerca las capacidades de análisis y procesamiento al lugar en el que se generan los datos.

Al no tener que enviarlos a infraestructuras externas para su evaluación y procesamiento, se reduce la latencia y, por consiguiente, mejora el tiempo de respuesta de las aplicaciones/dispositivos, además de disminuir los datos enviados a la red.

Productividad

Internet de las Cosas (IoT) se ha consolidado como una de las grandes revoluciones dentro de la Cuarta Revolución. Grandes corporaciones por todo el mundo adaptan ahora su potencial a la era digital interconectada, lo que les ofrece una ventaja competitiva frente a otros líderes del mercado.

Uno de los aspectos más destacados es la mejora de la productividad en prácticamente todas áreas de la empresa, un factor determinante a la hora de planificar y mejorar rendimientos operativos.

Los datos recogidos por los sensores pueden aprovecharse para fines diversos que se traduce en una mejora en la productividad y proactividad de la empresa. Por ejemplo:

  • Para conocer posibles nuevas tendencias en el mercado.
  • Desarrollar nuevos canales de venta.
  • Reaccionar a posibles incidencias o crisis.

Ciberseguridad

Uno de los temas más controvertidos en relación al IoT es la ciberseguridad. Muchos de los dispositivos que se suman ahora a la interconexión tienen unas capacidades limitadas para defenderse, sencillamente porque no fueron diseñados para tener que protegerse de ataques. Es el caso de, por ejemplo, algunos electrodomésticos.

Si bien, actualmente se trabaja en mejoras continuas que otorgan un control superior en la lucha contra la entrada de ciberataques que puedan dejar al descubierto información sensible.

Para ello, se ha diseñado una estrategia de microsegmentación de la red, es decir, aislar y proteger individualmente tareas, funciones y/o dispositivos. De esta forma, se puede evitar la extensión de los malware por todo el sistema y blindar el núcleo de los datos.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid