Inteligencia Artificial

5 objetivos de la Inteligencia Artificial en las empresas

La inteligencia artificial está asumiendo cada vez más un rol de peso en las empresas. ¡Estos son los cinco objetivos que lleva a cabo!

Por Redacción España, el 24/09/2019

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

La inteligencia artificial (IA) ha sido capaz de transformar el mundo empresarial. De hecho, su irrupción ha sido tal, que se estima que en los próximos años será una de las principales fuentes de trabajo y de la que dependerán miles de personas.

Competir en un mundo altamente cualificado y que se sirve de herramientas de última generación para mejorar sus productos o servicios cada año será más complicado. Por eso es vital saber adaptarse al cambio si queremos sobrevivir en lo que se conocerá como la industria 4.0.

Es una realidad, la inteligencia artificial (IA) está aquí para quedarse y estos son los algunos de objetivos que asume (o debería asumir) como rol operacional en una empresa. ¡Te lo contamos!


1. Automatización inteligente de los procesos de negocio

automatización_procesos

La automatización de los procesos consiste asignar funciones que normalmente requieren la intervención humana a máquinas inteligentes. De esta forma, tareas que antes se ejercían de forma manual y rutinaria, pueden programarse utilizando menos recursos y en menos tiempo.

Esta iniciativa tiene claro beneficio para la empresa, liberar a sus empleados de tareas repetitivas y mecanizadas, por lo que los esfuerzos pueden centrarse en actividades que requieran creatividad e innovación.

Esto es posible gracias a la incorporación de las herramientas de inteligencia artificial en los procesos empresariales que analizan y procesan miles de datos de forma automática y continua. Algunos de los componentes de la automatización inteligente son:

  • Robótica: Un claro ejemplo son los bots conversacionales, de los que hemos hablado en anteriores entradas. Estos pequeños asistentes personales son capaces de analizar conversaciones humanas y tomar una decisión autónoma para resolver el problema del usuario.
  • Machine Learning o aprendizaje automático: una técnica de análisis de datos que simula los procesos de inteligencia humana sin necesidad de dar instrucciones explícitas.
  • Deep Learning o aprendizaje profundo: destinado a entrenar a las máquinas para ejercer labores humanas, como el procesamiento del lenguaje natural, asociación de imágenes o análisis predictivos. Usa redes neuronales gigantes, que permiten, siempre y cuando se tenga la cantidad de datos necesaria, entrenar las redes neuronales para que realicen una labor concreta.


2. Apoyar a los empleados

En torno a la inteligencia artificial (IA) gira uno de los mayores temores, la estabilidad laboral. Diversos estudios como el de McKinsey Global Institute (MGI) pronostican que entre 400 y 800 millones de personas verán peligrar sus puestos de trabajo en menos de 10 años debido a la automatización de los procesos.

Sin embargo, los seres humanos y la inteligencia artificial (IA) pueden convivir en armonía. De hecho, esta automatización de los procesos empresariales de la que hemos hablado en el punto anterior, ha sido creada en parte, para liberar de ciertas tareas y servir como apoyo a los empleados para que éstos puedan centrarse en otras labores.


3. Análisis de datos

La inteligencia artificial es capaz de llevar a cabo tareas de reconocimiento de regularidades y patrones, identificar contextos y escenarios, trabajar con algunos modelos predictivos y tomar decisiones autónomas.

¿Cómo lo consigue? Gracias al Big Data y la ciencia de datos, una disciplina que incluye procesos encargados de recopilar, analizar, preparar y adaptar datos, normalmente sin estructurar, que permitan obtener información útil y que ayuden a comprender problemas complejos y tomar las mejores decisiones para el negocio.

Dado el potencial y la aplicabilidad de este campo, muchos sectores han decidido incorporarlos en sus operaciones. Desde el marketing hasta las ciencias de la salud, pasando por las comunicaciones, el transporte o las redes sociales.


4. Asegurar una buena atención al cliente

En los tiempos que corren, la atención al cliente es uno de los factores que más hay que cuidar. Los clientes quieren ser tratados como prioridad y obtener respuestas inmediatas a sus problemas. Largos tiempos de espera y complicadas gestiones  son algunos de los motivos por los que un cliente potencial puede acabar rechazando una marca.

Para evitarlo, la mayoría de las empresas están centrando sus esfuerzos en perfeccionar herramientas digitales de AA.CC. En este sentido, los chatbots se han convertido en la solución que agiliza los procesos y propicia un trato directo y personal con el cliente.

Esta tecnología se basa en una combinación de inteligencia artificial, programación neurolingüística, búsqueda semántica y teoría del sentido texto para ofrecer soluciones a las dudas de los usuarios. Además, se pueden utilizar diferentes canales de AACC:

  • Chats en la página web.
  • Teléfonos de contacto.
  • Redes sociales.
  • Aplicaciones de mensajería.


5. Atraer y fidelizar el talento

atraer_talento

En recruiting se trabaja con gran cantidad de datos y donde hay datos, hay Inteligencia Artificial. Las gestiones de personal que requerían de la actuación humana pasan ahora a estar digitalizadas, lo que supone una auténtica revolución en el departamento de recursos humanos.

Las nuevas técnicas de reclutamiento digital pretenden atraer y fidelizar talento en las empresas y además, agilizar el proceso de evaluación. Gracias a la IA, la compañía puede estructurar un equipo de trabajo dinámico y con las aptitudes necesarias para la consecución de los objetivos marcados.

Son varias las empresas que ya han implementado estas medidas como cómputo operacional en sus departamentos de recursos humanos. En síntesis funcionan de la siguiente forma:

  1. La organización publica una oferta laboral.
  2. Las personas interesadas que quieran optar al puesto deberán aportar su currículo y datos personales, así como el acceso a su perfil personal de Linked In.
  3. En ese momento, el sistema dotado de inteligencia artificial comenzará con la criba de currículos. Aquellos perfiles no aptos para el puesto serán automáticamente descartados.
  4. Algunas herramientas incluyen en el proceso de selección una fase en la que los candidatos tendrán que someterse a una serie de juegos que pondrán a prueba sus capacidades.
  5. Los candidatos considerados aptos para el puesto tendrán que grabar un vídeo en el que destacarán algunos aspectos determinados por la empresa previamente. Una vez más, se recurrirá a la IA para una segunda criba.
  6. Aquellos que lleguen a la última fase tendrán que acudir a una entrevista personal en la que serán inmersos en un caso real que deberán resolver utilizando la lógica y sus conocimientos.
TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid