Tecnología

5 tecnologías que ayudan a combatir el COVID-19

La investigación proporciona nuevos avances en tecnología sanitaria. Descubre algunos métodos innovadores que ayudarán a combatir el COVID-19 y frenar la curva de contagio.

Por Redacción España, el 25/03/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

En lo que llevamos de año, la crisis sanitaria del COVID-19 eleva los casos de contagio a más de 380.000 en 185 países repartidos por todo el mundo y deja la impactante cifra de 16.000 muertos por la enfermedad.

Organismos como la OMS colaboran sin descanso con expertos mundiales, gobiernos y asociados para ampliar los conocimientos científicos sobre este nuevo virus, rastrear su propagación y asesorar a los países sobre la medidas a seguir para proteger la salud de sus ciudadanos y prevenir la propagación del brote.

Para conseguirlo, es necesaria una importante inversión en recursos sanitarios que ayude a entender y mejorar los mecanismos de comportamiento del cuerpo humano a fin de prevenir, diagnosticar rápidamente y curar la patología lo antes posible.

Mientras los profesionales médicos trabajan arduamente para desarrollar un fármaco que ayude a combatir el COVID-19, científicos de datos, expertos en Inteligencia Artificial y robótica han unido sus fuerzas para desarrollar tecnologías que ayuden a combatir la enfermedad. Estas son algunas de ellas.


1. Mapas de calor

mapa

Uno de los pilares fundamentales para comprender la gravedad de la situación es poder visualizar la rápida expansión y evolución del COVID-19 por todo el mundo.

Empresas de todo el mundo han centrado sus esfuerzos en poner a disposición de todos los organismos públicos y privados tecnología de mapas para concienciar y sobre todo para prevenir expandir los contagios.

Es el caso de ESRI, una empresa de desarrollo de sistemas de información geográfica que cruza los datos procedentes de la Organización Mundial de la Salud, Gobiernos, organismos sanitarios y del Cuerpo Nacional de Policía para elaborar un mapa que muestre las zonas más vulnerables o con una mayor concentración de contagios.

Asimismo, la Universidad Johns Hopkins (EEUU), ha desarrollado una herramienta online que sirve para seguir la evolución del virus por países. Los datos se actualizan constantemente y recogen los contagios así como los fallecidos por COVID-19.


2. Robots sanitarios

El colapso sanitario al que se enfrentan muchos países ha puesto sobre la mesa diversos planes para automatizar las soluciones contra el COVID-19. Una de ellas son los robots sanitarios, cuya tarea es liberar de carga de trabajo a enfermeros y médicos en todo el mundo.

China, principal foco de contagio fue la primera en lanzar un conjunto de robots por las calles de las grandes ciudades con el objetivo de vigilar el cumplimiento de las indicaciones del gobierno, así como tomar la temperatura mediante termómetros 5G con infrarrojos.

De esta forma, el país ha conseguido sobrellevar la situación de forma mucho más eficaz y controlada. Cualquier posible caso de nuevo infectado, era puesto inmediatamente en cuarentena y se aplicaban las medidas sanitarias necesarias.

Según afirmó la televisión pública china CGTN, cuando el virus comenzó a extenderse se abrió un hospital en Wuhan controlado por robots que ejercían desde labores médicas hasta el traslado de la comida y medicina a los pacientes.

Se tratan de robots sobre ruedas que pueden realizar ultrasonidos, tomar muestras, controlar la temperatura y además, cuentan con cámaras que permiten visualizar a los pacientes sin necesidad de que el médico se personifique.


3. Drones

dron

Los drones llevan inmersos en nuestras vidas varios años. Sin embargo, hoy en día cobran un protagonismo desmesurado. El uso de estos pequeños dispositivos voladores ha contribuido en gran medida a combatir el COVID-19.

El uso de los drones es aplicable a múltiples funciones, entre ellas, destaca la de fumigar desde el aire desinfectante a base de cloro o alcohol etílico en las zonas infectadas por el COVID- 19.

También han sido programados para concienciar a la población local sobre la importancia de cumplir la normativa establecida por el Estado de Alarma que obliga a los ciudadanos a permanecer en sus hogares durante el periodo de cuarentena.

Asimismo, en China y Corea del Sur, algunos drones han sido dotados de cámaras térmicas para supervisar la temperatura corporal e identificar nuevos casos de contagios.

Por último, pero no menos importante, los drones también han sido utilizados para enviar alimentos, suministros y medicamentos a cualquier persona que lo necesitase. Puesto que las medidas de confinamiento impuestas en los países asiáticos impedían a los ciudadanos contar con algunos suministros básicos.


4. Impresión 3D

El colapso de la sanidad y la escasez de productos sanitarios están obligando a los gobiernos a buscar soluciones rápidas y efectivas. Una de ellas son las impresoras 3D, otro producto que lleva tiempo inmerso en nuestras vidas, pero que hoy por hoy tiene un nuevo propósito.

Actualmente, la impresión de mascarillas y respiradores es la prioridad número uno. Por ello, empresas y particulares que disponen de impresoras 3D, los llamados “Makers”, han pausado su actividad laboral corriente para estudiar todo lo relacionado con estos productos sanitarios y producirlos en masa en el menor tiempo posible.

En España, estas medidas aún esperan la aprobación del gobierno en temas de homologación y cumplimiento de la ley. Otros países como Italia, sí están utilizando los productos impresos en el entorno médico.


5. Códigos QR

Poner el freno al avance del virus ha sido el principal foco de atención en China, epicentro de la pandemia. Para ello, han desarrollado soluciones tecnológicas al alcance de toda la ciudadanía.

Alibaba, empresa dueña de Aliexpress, ha impulsado el control del virus a través de softwares basados en códigos QR. Se trata de una aplicación en la que cada ciudadano responde una serie de preguntas relacionadas con el virus y ésta automáticamente ofrece un diagnóstico.

Si la aplicación nos diagnóstica con el color verde, la persona en cuestión no está infectada. Si por el contrario, marca amarillo, el usuario debe hacer una cuarentena de una semana. Por último, si el color definido es el rojo, la cuarentena se amplía hasta los 14 días.

Toda esta información queda almacenada en la nube y es otro ejemplo del control exhaustivo implementado por el gobierno chino para combatir el COVID-19 con gran entereza y eficacia.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid