Big Data

El Big Data, un aliado en tiempos de COVID-19

El Big Data se ha convertido en un aliado en la lucha contra la COVID-19, ya que convierte los datos en información de valor. Te contamos más.

Por Redacción España, el 15/06/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

El principal objetivo del Big Data es ordenar los grandes flujos de datos y convertirlos en información con valor propio para afrontar ciertas situaciones, como por ejemplo, la pandemia provocada por el SARS-CoV-2.

La rápida expansión de la enfermedad ha acelerado el proceso de diseño y puesta en marcha de ciertas herramientas que gestionan los datos masivos. Te explicamos con más detalle el papel que ha jugado el Big Data en tiempos de COVID-19

Big Data y detección de la COVID-19

El pasado mes de diciembre, la compañía canadiense BlueDot, experta en Inteligencia Artificial (IA), alertó sobre un aumento considerable de casos de neumonía en la provincia asiática de Wuhan (China).

Este análisis se llevó a cabo gracias a los algoritmos que emplea la propia empresa para tramitar en tiempo real millones de datos procedentes de diferentes fuentes de la red (redes sociales, medios de comunicación, foros, etcétera).

Según afirman en su página web: “Nuestro sistema global de alerta temprana combina más de 100 conjuntos de datos con algoritmos patentados para brindar información crítica sobre la propagación de enfermedades infecciosas”.

La compañía ya había registrado un caso similar anteriormente. En el año 2016 ayudó a predecir con varios meses de antelación la llegada del Zika, lo que permitió frenar la expansión.

Este tipo de herramientas han resultado claves en la toma de decisiones que giran en torno a la enfermedad. Aspectos como las medidas de confinamiento o las fases de desescalada para la vuelta a la normalidad están relacionadas con el análisis masivo de datos que se ejercen.

Las decisiones están basadas en los datos de contagios, fallecimientos u hospitalizados utilizando métodos estadísticos y predictivos. Informaciones de vital importancia para comprender y manejar la pandemia en la mejor dirección.


El Big Data para combatir el virus

mapa-calor

Aplicaciones móviles

La rápida expansión del virus ha hecho que todos los países busquen métodos para afrontar la enfermedad. Uno de los más destacados en este sentido ha sido el de Corea del Sur.

El país asiático desarrolló una aplicación diseñada expresamente para geolocalizar a los usuarios que presentaban algún tipo de síntoma relacionado con la COVID-19, todo con el objetivo de evitar su propagación.

Por otro lado, la multinacional Alibaba Group también ha sido pionera en el desarrollo de una aplicación para dispositivos móviles que ayuda a detectar los síntomas de la COVID-19 con gran precisión. La app móvil se basa en un sistema de colores para evaluar un diagnóstico sobre la enfermedad:

  • Verde: el usuario no padece síntomas relacionados con el COVID-19.
  • Amarillo: el usuario precisa de cuarentena de 7 días.
  • Rojo: el usuario precisa de cuarentena de 14 días.

Mapas de calor

Los mapas de calor han resultado herramientas de gran utilidad para poder visualizar la expansión del virus a nivel mundial y diagnosticar su evolución.

Para que esto fuese posible, muchas empresas han puesto a disposición de los órganos gubernamentales todas las herramientas que estuviesen en su mano para conseguir elaborar mapas en los que se muestre el número de contagios por países.

Un ejemplo es ESRI, una empresa de desarrollo de sistemas de información geográfica que, a través del cruce de millones de datos, consiguió elaborar un mapa con las zonas más vulnerables o con una mayor concentración de contagios.

También la Universidad Johns Hopkins (EEUU), desarrolló una herramienta online que sirve para seguir la evolución de la COVID-19. Los datos se actualizan en tiempo real.


Impresión 3D

Las impresoras 3D han sido otras de las herramientas más efectivas en la batalla contra la COVID-19. Dichas herramientas han dejado de lado sus trabajos habituales para centrarse en la impresión de mascarillas y respiradores. Además, han ayudado a proveer de material quirúrgico a los hospitales durante las largas jornadas de espera de material sanitario. 


Big Data y fake news

A priori, algunas de las herramientas mencionadas anteriormente podrían tomarse como un soluciones a medio-largo plazo. Sin embargo, la gestión de datos ha generado controversia.

A lo largo de estos meses han surgido numerosos especulaciones ligadas al planteamiento de algunas de estas soluciones basadas en Big Data, sobre todo, aquellas que implican un tratamiento personal de los datos de los usuarios en cuanto a geolocalización.

Aún así, las políticas de protección de datos limitan las actuaciones y protegen la privacidad de los ciudadanos para que no sientan que se ejerce un control exhaustivo sobre ellos.

Otro de los ejes negativos que ha provocado la COVID-19 es el impulso de las fake news o noticias falsas sin ningún rigor científico. Por ello se insta a la población a consumir información de forma inteligente y avalada.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid