Tecnología

Cómo definir una cultura basada en ciberseguridad

Para proteger la empresa de ataques informáticos, el primer paso es implementar una cultura basada en ciberseguridad. Te contamos cómo puedes hacerlo.

Por Redacción España, el 13/04/2021

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

En la era digital, uno de los activos más valiosos para las empresas es la información. Por eso, es necesario mantener los datos a salvo de cualquier ataque. La mejor forma de conseguirlo es creando una cultura basada en ciberseguridad. Te contamos cómo implantarla.

Seguridad en la empresa

La tecnología es el motor que impulsa el camino hacia la innovación, una ruta de la que se pueden obtener grandes beneficios pero que también está plagada de riesgos. Por eso, es necesario conocer las vulnerabilidades que pueden afectar a las empresas y, sobre todo, tener presente la importancia de la ciberseguridad.

La orientación hacia una cultura empresarial basada en la ciberseguridad afecta tanto en los procesos internos como en los procesos externos y requiere un exhaustivo análisis de los puntos débiles y fortalezas de la compañía ante un posible ataque informático, además de un fiel compromiso de la plantilla.

En este cambio, una de las prioridades será involucrar más a los empleados en materia de ciberseguridad, ya que, según afirma un estudio de Ernest & Young, "el 90% de los ciberataques a las empresas se debe a errores humanos". Al fin y al cabo, una empresa es una como una cadena. Si un eslabón no funciona correctamente, afectará inevitablemente al resto.

Cultura en la ciberseguridad: pasos a seguir

pasos-cultura

Definir e instaurar una cultura organizacional basada en la ciberseguridad, además de esfuerzo de todas las partes involucradas en la empresa, requiere seguir un esquema bien organizado. Estos son los pasos para construirlo.

Analizar la situación actual

El primer paso será efectuar un análisis gap o análisis de brechas. Se trata de un tipo de evaluación interna que permite conocer la diferencia entre el estado actual de la organización y cómo se puede alcanzar el nivel deseado.

Diseñar protocolos de seguridad

Se debe predefinir políticas, normativas y procedimientos basados en la seguridad de los sistemas y, además, nombrar a una o varias figuras que se encarguen de supervisar que se cumplen los protocolos.

Estas figuras pueden conformar un comité de seguridad que incluya empleados de diversas áreas: informática, dirección, etcétera. De esta forma, el tiempo de reacción ante un ciberataque se reducirá considerablemente.

Crear el plan de acción

En este punto se establecen las estrategias a implementar en la cultura organizacional que se desea, de tal forma que deben quedar definidos los planes de acción y también los métodos de evaluación/seguimiento de la viabilidad del proyecto.

Formar a los empleados en materia de seguridad

También se debe destinar una parte del presupuesto a invertir en formación de los empleados. De hecho, según confirma el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), es de carácter obligatorio.

Hoy en día, existen plataformas, como el Instituto Nacional de Seguridad, que promueven cursos formativos gratuitos en su páginas web para que las empresas puedan afrontar las brechas de seguridad.

Este apartado quizá sea uno de los más importantes, ya que es el personal de la compañía quien trata con los datos de la red corporativa. Por eso, según el INCIBE, deben:

  • Reconocer los ciberataques y saber cómo evitarlos.
  • Proteger su puesto de trabajo siguiendo los protocolos impuestos (actualizaciones, copias de seguridad, control de acceso…).
  • Ejercer un adecuado tratamiento del material informático de la empresa, especialmente cuando se trabaja en remoto.
  • Conocer los riesgos que suponen las ciberamenazas y, por eso, no acceder a sitios web fraudulentos o descargar aplicaciones sin sello de autenticidad.

Como es lógico, el personal que requiere un mayor grado de formación en materia de ciberseguridad es el de Departamento de Informática. Según el INCIBE, "la empresa debe proporcionar los recursos adecuados para formarse en aspectos relacionados con la seguridad de los sistemas y aplicaciones que dan soporte a los procesos del negocio". Esto incluye:

  • Seguridad de sistemas operativos y otras aplicaciones.
  • Gestión y administración de sistemas de seguridad, como antivirus o cortafuegos.
  • Administración de copias de seguridad periódicas.
  • Resolución de incidentes.
  • Control sobre los dispositivos extraíbles.
  • Conocimiento sobre ciertos mecanismos, por ejemplo, cifrado de datos, autenticación, contraseñas, etcétera.
  • Invertir en tecnologías centradas en ciberseguridad.

Para que la empresa consiga alcanzar el signo distintivo en ciberseguridad, necesita implementar tecnologías que protejan la red corporativa en caso de que se produzca un ciberataque. Aquí entran en juego diversas herramientas, entre las que destacamos:

  • Redes VPN.
  • Antimalware.
  • Tecnología de cifrado de datos.
  • Blockchain.

Implementación de la nueva cultura

Instaurar la nueva cultura organizacional y que, además, funcione requiere que todas las partes involucradas apoyen el cambio, sigan los nuevos protocolos y adopten las medidas y las políticas impuestas. Todo con un objetivo común: la seguridad de la compañía ante ataques informáticos.

Realizar acciones de sensibilización y concienciación

Una vez se ha constituido una cultura con valores centrados en la ciberseguridad y la protección de la red corporativa ante piratas informáticos, es importante que todas las partes involucradas sean constantes.

Además de las formaciones, también se puede destinar un periodo de tiempo a realizar jornadas dinámicas y entretenidas entre la plantilla para concienciar aún más sobre la importancia y viabilidad de la ciberseguridad e instaurar dichos valores fielmente.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid