Inteligencia Artificial

Cómo la Inteligencia Artificial está mejorando el Cloud Computing en las empresas

La Inteligencia Artificial (IA) y el Cloud Computing trabajan en armonía para mejorar la vida de millones de personas. Te contamos cómo.

Por Redacción España, el 28/09/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

La inteligencia artificial (IA) y la computación en la nube se han fusionado para mejorar la vida de millones de personas. Los asistentes digitales como Siri, Google Home y Alexa de Amazon combinan inteligencia artificial y computación en la nube en nuestras vidas todos los días. Con una señal verbal rápida, los usuarios pueden hacer una compra, ajustar un termostato doméstico inteligente o escuchar una canción que se reproduce en un altavoz conectado.

Un flujo continuo de inteligencia artificial y recursos basados en la nube hacen realidad esas solicitudes. La mayoría de los usuarios ni siquiera se dan cuenta de que es una combinación personalizada de estas dos esferas de tecnología hacen posible estas experiencias conectadas e intuitivas.

Las compañías tienen calras sus prioridades y Inteligencia Artificial es una de las principales, para hacer sus estructuras cloud más eficientes, estratégicas y orientadas al retorno de la inversión.

El cloud computing ofrece a las empresas  flexibilidad, agilidad y ahorro de costes, ya que ayudan a las compañías a mejorar la administración de datos, buscar patrones, ahorrar tiempo en los procesos y mejorar la experiencia de cliente.

Estas son algunas de las aplicaciones más importantes que nos ofrece la inteligencia artificial para mejorar la computación en la nube:


Impulsar una nube autogestionada con IA

La inteligencia artificial (IA) se está integrando en la infraestructura de TI, para ayudar a optimizar las cargas de trabajo y automatizar las tareas repetitivas. Algunas empresas han ido tan lejos como para predecir que a medida que la IA se vuelve más sofisticada, las instancias de nube públicas y privadas, dependerán de sus herramientas para monitorear, administrar e incluso autogestionarse cuando ocurra un problema.

Inicialmente, la IA se puede utilizar para automatizar los flujos de trabajo principales y luego, con el tiempo, las capacidades analíticas pueden crear mejores procesos que serán en gran medida independientes. Los diferentes procesos habituales pueden ser gestionados por el propio sistema, lo que ayuda a los equipos de TI a tener mayor disponibilidad y eficiencia en la gestión de la computación en la nube y así poder centrarse en la estrategia global.


Mejorar la gestión de datos

A nivel de cloud, las herramientas de inteligencia artificial (IA) también están mejorando la gestión de datos. Las soluciones de computación en la nube ya se aprovechan de la Inteligencia Artificial para gestionar aspectos específicos del proceso de almacenamiento de datos.


Utilizar servicios dinámicos en la nube

La IA como servicio también está cambiando las formas en que las empresas confían en las diferentes herramientas disponibles. 

Un análisis sofisticado que se basa en el modelado automático, aprovechando las redes neuronales profundas, puede dar a las empresas un mejor control de sus datos, con importantes resultados en tiempo real. Un módulo de precios impulsado por IA  puede garantizar que los precios de una empresa siempre estén optimizados sin la necesidad de intervención humana, algo parecido a lo que pasa hoy en día con las cripto monedas.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid