Big Data

Cómo puede ayudar el Big Data al sector alimentario

La borrasca Filomena ha dejado media España con una preciosa estampa invernal, pero también con muchísimos problemas para el sector de la distribución. Así puede ayudar el Big Data a que no se vuelvan

Por Redacción España, el 13/01/2021

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

La borrasca Filomena ha dejado media España con una preciosa estampa invernal, pero, tras las fotos, los muñecos de nieve y los esquís por la ciudad, viene la cara amarga de un temporal de estas características. Con las carreteras cortadas, las heladas y la tendencia de los consumidores al aprovisionamiento, los supermercados han estado sufriendo un desabastecimiento puntual, especialmente en productos frescos.

Por eso, hoy queremos analizar el papel del Big Data en la industria agroalimentaria y cómo puede ayudar a solventar problemas como los que estamos viviendo.

El Big Data en la logística

Si ya antes era compleja, la logística en tiempos de coronavirus y fenómenos climatológicos extremos se ha convertido en una pesadilla para los comercios. La deslocalización, el tráfico, las siempre cambiantes normativas de sostenibilidad y contaminación en las ciudades, junto con la competencia del e-commerce en algunos casos, suponen un reto para el sector.

Las empresas data driven son las que ya están quedando en posición de sacar partido de los números para mejorar sus servicios y adelantarse a la competencia. Estas son algunas de las aplicaciones prácticas del Big Data:

  • Seguimiento de la flota para la optimización del recorrido y seguimiento de la ubicación en tiempo real.
  • Alerta en tiempo real en caso de desabastecimiento en el punto de venta.
  • Desarrollo de patrones de consumo que permitan predecir futuras necesidades. Por poner un ejemplo actual: si llegáramos a un confinamiento domiciliario, no parece probable que nos tuviéramos que preocupar por el papel higiénico.
  • Datos meteorológicos. Alertas y coordinación con las agencias meteorológicas para trabajar sobre rutas más eficientes.
  • Datos provenientes de la automatización de los almacenes mediante robotización.

La planificación, clave

Optimización, previsión y stock. Son los tres conceptos en torno a los que gira una buena planificación de ventas.

En este sentido, la predicción de la demanda es uno de los grandes retos de la distribución para cubrir y, sobre todo, la anticipación a las necesidades, que serán distintas en función de la localización.

Por eso, gigantes como Carrefour han dado un paso adelante en tecnología y ya comparten la información de su centro Big Data con sus proveedores, para mejorar la cadena de suministro. Para Jaume Bonet, Director Operaciones Omnicanal en Carrefour España, “esta colaboración pretende reforzar la satisfacción del cliente, evitando roturas de stock y ofreciendo una respuesta rápida en un entorno cambiante a las demandas de los clientes ante un festín de pedidos”, explicó en esta entrevista a Business Insider.

Más cerca del cliente

En una gran superficie de alimentación, la entrada y salida de clientes es constante y monitorizarla es, cuanto menos, complicado. El uso correcto del Big Data, permite a las empresas recabar todos estos datos para optimizar la estrategia de ventas.

Una compañía que conoce los intereses de los compradores (qué consumen, en qué momento, por qué…) es capaz de responder a la demanda e incluso de crearla con productos u ofertas casi personalizadas para su público objetivo.

Es decir, conociendo las preferencias de los compradores, se puede ajustar la oferta de un producto para un tipo de cliente, lo que desemboca en un aumento de las ventas y, por supuesto, en una mayor fidelización.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid