Big Data

Cómo transformará el Big Data el sector de la medicina

En la era de la tecnología, el gigante de los datos masivos y la medicina van de la mano. Así revolucionará el Big Data el ámbito sanitario.

Por Redacción España, el 24/01/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

Las necesidades y preocupaciones de la administración sanitaria y los ciudadanos evolucionan constantemente. Así transformará Big Data el sector de la medicina, una relación que pretender cambiar la forma de ver del ámbito sanitario.


Big Data y medicina

El crecimiento de la población va estrechamente relacionado con un crecimiento continuo de los datos. Sectores como la medicina se han visto en la obligación de organizar toda la información de formas diversas para hacer posible una mejora de la calidad del servicio.

Para conseguirlo, los centros médicos acumulan grandes cantidades de datos (algunos estructurados y otros no estructurados) en formatos diversos, ya sea a la vieja usanza o en formato electrónico.

Conviene recordar que los datos estructurados son aquellos que pueden ser almacenados, consultados y analizados por máquinas. A diferencia de éstos, los datos no estructurados son la otra cara de la moneda:

  • Datos estructurados: datos clásicos de los pacientes (nombre, edad, género…).
  • Datos no estructurados: recetas médicas, notas de los profesionales médicos, prescripciones de medicamentos, escáneres, radiografías, etcétera. En su mayoría en formato papel.

Mediante las técnicas de Big Data es posible organizar y almacenar los datos de un paciente y crear historiales clínicos al que pueden acceder los médicos y en base a ello tomar las mejores decisiones en relación a la predicción de enfermedades y la prescripción de tratamientos.


Revolución tecnológica en medicina

Imagen

Sin el desarrollo de la tecnología de análisis de datos, sería impensable hacer frente a los grandes volúmenes de información, y más si nos referimos a datos tan sensibles como los relacionados con el ámbito sanitario.

Para conseguir que funcione de la mejor forma, la revolución tecnológica trabaja en una misma dirección:


La nube o Cloud Computing

Actualmente toda la información se almacena en un mismo lugar. Hemos sustituido los precarios sistemas de ficheros por sistemas de almacenamiento en la nube. Algunos de los más conocidos son iCloud (en el caso de Apple) o Google Drive.

Este método de gestión de los datos, además de suponer un coste bastante reducido, permite almacenar enormes volúmenes de datos. La administración sanitaria ha encontrado en este método una vía de almacenaje de toda la información referente a sus pacientes.

Como ventaja principal destacamos la facilidad de acceso a la información en cualquier lugar y en cualquier momento. Asimismo, ayudaría a los especialistas médicos a mejorar las capacidades de diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, al poseer un cuadro completo del paciente en cuestión.


Los wearables

Los wearables son un tipo de tecnología que podemos llevar puesta y que interactúan con nosotros en nuestra vida cotidiana. Su uso se extiende a múltiples sectores, entre los que se encuentra también la medicina.

Este tipo de dispositivos y aparatos inteligentes son capaces de prevenir, diagnosticar y controlar enfermedades a partir del análisis de datos biométricos del paciente recopilados a lo largo del tiempo.

Por su parte, los wearables ejercen un tipo de medicina preventiva acorde a las necesidades de los pacientes y además, permiten a los profesionales médicos interactuar con ellos y ofrecer al paciente un seguimiento y atención personalizados.

Actualmente existen todo tipo de wearables (pulseras, relojes, ropa…) que sirven para monitorizar diferentes parámetros como la saturación del oxígeno, la medición del ritmo cardiaco, las calorías quemadas, el seguimiento de la calidad del sueño, etcétera.


Atención personalizada

Todas estas técnicas dirigen la mirada hacia un único objetivo: el paciente. El tratamiento de sus datos y la mejora de las tecnologías aplicables a los individuos consiguen crear tratamientos específicos y una atención personalizada que sin Big Data no serían posibles.


El futuro de la medicina

La pregunta es: ¿qué cabe esperar de la medicina a partir de ahora? Dados los avances efectuados en los últimos años, apostamos a que la tecnología trabajará duro para ofrecer soluciones efectivas y diagnósticos certeros en base a la información recabada previamente.

Al fin y al cabo, el Big Data en el ámbito sanitario contribuye a crear una medicina cada vez más personalizada, que en el futuro permitirá procesar la información del usuario y una mejor orientación con respecto a las decisiones terapéuticas, beneficiando al paciente en todo momento.

Además, esta tecnología puede ser capaz de salvar vidas en el futuro. Los algoritmos de inteligencia artificial (IA) pueden analizar en tiempo real signos, resultados de laboratorio y otros datos de los pacientes.

Cuando aparece una combinación que pueda desencadenar en una determinada enfermedad, los algoritmos se encargan de lanzar una alerta que se muestra a través del historial clínico electrónico del paciente.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid