Big Data

Copernicus, la importancia del Big Data en la lucha contra el cambio climático

El cambio climático se ha convertido en un problema social y económico muy importante. Programas como Copernicus, basados en Big Data, ayudan a combatir sus efectos.

Por Redacción España, el 30/03/2021

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

Hemos hablado mucho de Big Data y sobre cómo puede ayudar a los negocios, pero cuando decíamos que podría funcionar en cualquier industria, lo decíamos en serio. El Big Data es útil en medicina, en procesos de manufacturación y mejorando la productividad de las empresas. Pero también es un poderoso aliado para luchar contra uno de los grandes problemas que afronta nuestra sociedad: el cambio climático. En esa lucha, surgen programas como Copérnicus.

Big Data en los servicios meteorológicos

Con una gran cantidad de satélites y dispositivos de detección remota que monitorean los sistemas meteorológicos en todo el mundo, los meteorólogos ahora tienen más datos disponibles que nunca, entonces, ¿por qué tuviste que cancelar ese viaje a la sierra a última hora? Pues porque esos datos no se traducen necesariamente en predicciones mejoradas.

En este caso, la importancia del Big Data, más que en la predicción a corto plazo, radica en algo mayor. El aumento de los cambios notables en el clima se convierte en un tema serio, las fluctuaciones del clima atraen la atención no solo de los meteorólogos sino también de los analistas, especialmente en los datos de pronóstico. También brinda un tema interesante para que los investigadores exploren y comprendan por qué suceden las cosas e intenten encontrar patrones.

El estudio del cambio climático es necesario para minimizar riesgos, salvaguardar la economía y salvar vidas. Fenómenos como Filomena empiezan a ser comunes, incluso en su carácter excepcional, explosivos y capaces de causar grandes destrozos.

Para pronosticar el clima, hay que analizar grandes cantidades de datos y, por lo tanto, el Big Data, es el as bajo la manga de muchos expertos, puesto que proporciona muchas pistas sobre los próximos desastres naturales, ya sea en forma de lluvias intensas, tornados o tsunamis, por mencionar algunos.

Qué es Copernicus

Copernicus es un programa de la Unión Europea destinado a desarrollar servicios de información basados en la observación de la Tierra por satélite y datos in situ (no espaciales).

Copernicus ha sido desarrollado por la Comisión Europea (CE) con el apoyo de la Agencia Espacial Europea (ESA) para el componente espacial y la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) para el componente más “terrestre”.

El objetivo de Copernicus es monitonizar y pronosticar el estado del medioambiente en tierra, mar y aire, con el fin de apoyar las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático, la gestión eficiente de situaciones de emergencia y la mejora de la seguridad de todos los ciudadanos.

La información proporcionada por Copernicus influye directamente sobre nuestra seguridad, por ejemplo, alegando información sobre desastres naturales como incendios forestales o inundaciones. Así,  ayuda a prevenir la pérdida de vidas y bienes, además de los daños al medioambiente.

dorianImagen tomada por Copernicus de Dorian, el huracán que arrasó Bahamas en el 2017


Cómo funciona

Copernicus, llamado así como homenaje al genial astrónomo europeo, es un programa pensado para los usuarios y los servicios de información prestados están disponibles para sus usuarios (en su mayoría, autoridades públicas), de forma completa, abierta y gratuita.

El Programa Copernicus se desarrolla gracias a una serie de satélites con dedicación exclusiva (las familias Copernicus Sentinel) y un conjunto de satélites adicionales (satélites administrados por varias agencias comerciales y nacionales). Desde el lanzamiento de Sentinel-1A en 2014, la Unión Europea puso en marcha un proceso poner en órbita casi 20 más antes de 2030. Estos datos satelitales se complementan y validan con datos recogidos en las estaciones terrestres.

Gracias al Big Data, Copernicus transforma los datos completos, gratuitos y de código abierto en información de valor al procesar y analizar los datos. Los conjuntos de datos que se remontan a años y décadas, se hacen comparables y se pueden buscar, lo que garantiza el seguimiento de los cambios.

Los patrones se examinan y utilizan para crear mejores pronósticos, por ejemplo, del océano y la atmósfera. Los mapas se crean a partir de imágenes, con lo que aumenta la exactitud, se identifican características y anomalías y se extrae información estadística, estos son algunos de los servicios que ofrecen:

  • Monitorización de la atmósfera.
  • Monitorización de mares y océanos.
  • Monitorización de la superficie terrestre.
  • Cambio climático.
  • Gestión de emergencias.
  • Seguridad, que incluye desde el control de fronteras o  seguridad en el mar hasta la protección de los derechos humanos.

El clima también es un factor económico

Nuestro día a día depende directa o indirectamente del clima, tanto para el medioambiente como en la economía. La predicción del tiempo es un campo de estudio ideal para el Big Data. Gracias a algoritmos analíticos y modelos predictivos se han desarrollado muchas aplicaciones para obtener resultados cada vez más precisos.

Al conocer y entender mejor el clima, pueden resolverse muchos problemas recurrentes en distintas industrias. Es importante recordar que ninguno de esos problemas afecta únicamente a una sola industria. En un mundo globalizado en el que un barco encallado afecta a los precios de tu tienda de barrio, un desastre suele ser es el principio del caos.

Agricultura

En la agricultura, se necesita saber cuándo plantar, regar y cosechar para optimizar el cultivo. El tiempo también indica las inundaciones devastadoras y la consecuente necesidad de adelantar la cosecha, incluso si no está del todo lista. El sacrificio de unos pocos por el bien mayor. De manera similar, una indicación del inicio de la temporada de lluvias ayuda a los agricultores a sembrar los cultivos a tiempo. La presencia de hongos patógenos en el viento también se muestra en las predicciones meteorológicas, para prevenir posibles plagas.

Medioambiente

En silvicultura, se requiere una predicción adecuada para prevenir y controlar. Actualmente, se puede predecir la seguridad de la vida silvestre y los incendios forestales, las circunstancias de propagación de los insectos dañinos, etc.

Medicina

En el sector de la salud, los factores ambientales como la temperatura, la humedad, la presencia de polvo, la calidad del aire, el clima frío o cálido... influyen tanto en la salud de los pacientes como en el tratamiento de las enfermedades. Por eso, las predicciones son útiles tanto para la ubicación de pacientes con problemas respiratorios, por ejemplo, como para el almacenamiento de suministros médicos o vacunas.


Muchas otras organizaciones también dependen de la previsión meteorológica y la demanda de predicciones meteorológicas precisas para su buen funcionamiento sin interrupciones. Algunos ejemplos de ello son la gestión de aeropuertos y tráfico aéreo y marítimo, los trabajos de construcción o las empresas de servicios públicos.

Es difícil pensar en un sector económico al que el cambio climático no le cueste dinero. Algunos podrán aprovechar los impactos del cambio climático, pero muchos tendrán que gestionar su mayor vulnerabilidad. En los últimos años, el acceso a predicciones y datos climáticos de confianza ha aumentado en paralelo con los esfuerzos para adaptar esa información a las necesidades de diferentes sectores.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid