Big Data

Cuáles son las diferencias entre Business Intelligence y Big Data

A menudo, Business Intelligence y Big Data son tratados como conceptos sinónimos. No obstante, plantean diferencias entre sí. Te contamos cuáles son.

Por Redacción España, el 10/12/2019

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

En una era en la que prima la transformación digital, aquellas empresas que busquen liderar la innovación y no quedarse obsoletas deben apostar por tecnologías específicas de análisis de datos que ayuden a obtener más información y de más calidad. Business Intelligence (BI) y Big Data son dos de ellas y estas son sus principales diferencias.


1. Big Data

El Big Data es una de las fuentes de alimentación de las empresas del siglo XXI. Su implantación proporciona asistencia 24/7 a las empresas, que mediante un análisis de datos masivos pueden orientar la toma de decisiones de la mejor forma.

El Big Data es una tendencia de las empresas caracterizada por las cinco v:

  • Volumen de datos.
  • Datos variados.
  • Datos fluidos a gran velocidad.
  • Datos variables.
  • Viralidad de los datos.

Hay quien incluye una V que da sentido a todo lo anterior: el Valor de los datos.

Esto va en colación al siguiente apartado, Business Intelligence, que comparte características con el Big Data, pero con matices y peculiaridades que les convierte en productos totalmente distintos.

Cada uno aporta ventajas diferentes en función de las necesidades de la organización y del sector en el que ésta se encuentra enmarcada. Por su parte, el Big Data es considerado el motor de la empresa. A día de hoy, se involucra en casi todas las decisiones de ventas, marketing, atención al cliente y otras muchas funciones.


2. Business Intelligence

El Business Intelligence (BI), también conocido como Inteligencia Empresarial o de negocios, es una herramienta específica que incluye métodos, técnicas y aplicaciones destinadas a convertir los datos recopilados por una organización en información de valor.

El objetivo primordial es aprovechar dicha información, procesada y tramitada previamente por especialistas en análisis de datos para optimizar el proceso de toma de decisiones empresariales estratégicas.

Involucrar BI en las operaciones de la organización tiene una serie de beneficios intrínsecos:

  • Encontrar consumidores potenciales, plantear un seguimiento evolución de los productos del mercado y analizar la competencia.
  • Conocer cuál es el proceso de ventas y descubrir cuáles son los puntos débiles que generan pérdidas para plantear soluciones efectivas.
  • Realizar seguimientos exhaustivos de los objetivos marcados y analizar informes que permitirán tomar decisiones determinantes y así diseñar nuevas estrategias.

Por su parte, el Big Data agrupa toda la información en un Data Lake o largo de datos, a diferencia del Business Intelligence que almacena la información en un entorno denominado Data Warehouse.

Una herramienta como el Business Intelligence es recomendable para todo tipo de organizaciones, desde una startup hasta una multinacional con peso en bolsa. Esto se fundamenta en una estrategia bien segmentada y respaldada en datos que aumentarán el porcentaje de éxito.


3. Principales diferencias entre ambos

Big Data y Business Intelligence, como hemos visto, son conceptos que comparten características y objetivos. Sin embargo, no son necesariamente lo mismo; existen claras diferencias que conviene aclarar. Estas son las principales:

Objetivo prioritario

Esta es la diferencia más clara y de la que hemos planteado un esbozo en los apartados anteriores. El Business Intelligence busca ofrecer soporte en la toma de decisiones de la compañía, mientras que el Big Data almacena, procesa y transforma la información generada a través de los múltiples canales.

Lugar de Almacenaje

El Business Intelligence (BI) almacena los datos en un servidor central, donde los analiza de manera offline. Por el contrario, el Big Data almacena la información en un sistema de ficheros distribuidos, specto que proporciona un entorno más seguro y flexible.

Temporalidad de la información

El Business Intelligence trabaja únicamente con datos históricos. A diferencia del Big Data que puede hacerlo con datos históricos o en tiempo real. Esta última capacidad otorga la posibilidad a las corporaciones de asimilar errores y corregirlos con previsión de tiempo.

De esta forma, las empresas pueden tomar decisiones que afectan a sus negocios de forma ágil y eficaz.

Tipo de datos

El Business Intelligence realiza un tratamiento de datos estructurados de la organización, es decir, los almacenados en una base de datos tradicional. En contraposición a ello, el Big Data puede ejercer procesamiento y tratamiento de multitud de formatos de datos: estructurados y no estructurados (como pueden ser datos provenientes de redes sociales).

Asimismo, aunque ambos conceptos tengan diferencias claras, son complementarios. Por un lado, Big Data ofrece una visión global de los datos y, por otro, Business Intelligence aporta una visión más estructurada. Todo esto está pensado para fomentar soluciones que orienten las decisiones de negocio en la mejor dirección.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid