Inteligencia Artificial

Diferencias entre infraestructura Cloud y On-Premise

Los modelos cloud y on-premise coinciden en el desarrollo de los procesos, pero difieren en implementación y mantenimiento. Te contamos más.

Por Redacción España, el 26/10/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

Cuando las empresas se informatizaron, empezaron a usar las infraestructuras que permitiesen almacenar datos fácilmente. En un principio, se alojaban en la propia infraestructura TIC de la compañía (on-premise). Con el tiempo, pasaron a usar los modelos virtuales (cloud).

Hoy en día, este tipo de infraestructuras conviven consecuentemente. La elección de una u otra depende de las necesidades del negocio. Te contamos cuáles son las principales diferencias entre cada una de ellas.

¿Qué son las infraestructuras On-Premise?

Las infraestructuras on-premise o en local son los modelos tradicionales de aplicaciones empresariales. Hacen referencia al tipo de instalación de una solución de software que se lleva a cabo en una ubicación física de la compañía, es decir, un entorno TIC in-house.

A diferencia de otros modelos, la empresa es responsable de la seguridad, disponibilidad y gestión del sistema. Por este motivo, es necesario tener figuras específicas encargadas de la gestión de dicho software.

Una de las ventajas mayoritarias de este tipo de infraestructura es que los datos sensibles pertenecientes a la empresa pueden permanecer en el sistema y no tienen por qué ser traspasados a terceros.

Las posibilidades del Cloud Computing

Como decíamos, el software on-premise es el modelo tradicional. Ahora bien, existe otro modelo: el sistema cloud computing o nube computacional. La clara diferencia entre ambos es su ubicación.

En las infraestructuras cloud, el hardware no se encuentra en un espacio físico, lo hace en un espacio virtual gestionado por el proveedor cloud. Además, se pueden elegir diferentes modalidades en función de los objetivos operacionales.

  • Software as a Service (SaaS), la empresa solo paga por aquellos recursos que utiliza y la figura que gestiona todo el procesoes el proveedor de servicios.
  • Infrastructure as a Service (IaaS), un servicio informático en la nube que da acceso a una infraestructura de la tecnología de la información (TI) flexible a través de la red (servidores virtuales, conexiones de red, ancho de banda, direcciones IP, etcétera). Su alojamiento, administración y mantenimiento del hardware que la sustenta son competencia del proveedor del servicio.
  • Platform as a Service (PaaS): El proveedor de la nube, además de la infraestructura, ofrece al usuario recursos de software para soportar el ciclo de vida y la puesta en marcha de aplicaciones, ya sea diseño, desarrollo, pruebas o distribución.

El Software as a Service es el nivel de cloud computing más conocido, puesto que suele tener como objetivo el cliente final, que utiliza los servicios de SaaS para mejorar o gestionar algunos de los procesos de la institución.

Gracias a la apuesta por SaaS, las grandes corporaciones no tienen por qué adquirir programas, pueden suscribirse a los servicios ofrecidos por el proveedor, ya que es el encargado de alojar el software en un centro de datos y de proporcionar el acceso a los usuarios.

En este sentido, cabe mencionar que las necesidades de las empresas de la era digital cambian a gran velocidad. Por este motivo, los proveedores SaaS a través de sus múltiples suscripciones, dotan al usuario de la posibilidad de cambiar de producto, incrementar o suprimir funciones.

Entre sus ventajas destaca el mantenimiento del servicio, ya que tanto el software como el hardware corren a cuenta del proveedor. Por ende, el usuario no tendrá que estar pendiente de actualizar, su disponibilidad es inmediata.

Su ubicación en remoto fomenta la ruptura de ciertas limitaciones como, por ejemplo, el dispositivo utilizado o la ubicación en la que se encuentre el usuario que quiera hacer uso del servicio. Sin embargo, sí existe un requisito indispensable para el uso de modelos SaaS: la conexión a internet.

Diferencias entre ambos conceptos

No existe una solución mejor que la otra. Todo dependerá de las necesidades del negocio. Un alto nivel de control precisará de entornos on-premise. Por otro lado, si la característica que define a la empresa es la escalabilidad, los modelos cloud son más prácticos. A continuación, enumeramos las principales diferencias entre ambos conceptos.

Costes asociados

A la hora de implementar un software es importante prestar atención a la inversión inicial en base a las necesidades del negocio. En los modelos on-premise, se encuentran dos tipos de inversiones:

  • Inversiones CAPEX (Capital Expenditures o inversiones de bienes de capital). Estos hacen referencia a servidores físicos, routers, cables, espacio físico ocupado, sistemas de seguridad, etcétera.
  • Inversiones OPEX (Operating Expense o coste de funcionamiento): aquí se engloban todos aquellos gastos continuos para el funcionamiento de la empresa (internet, electricidad, mantenimiento de hardware, etcétera).

En los modelos cloud, solo hay costes de inversión OPEX. Por tanto, la inversión inicial será menor que en los modelos on-premise, ya que no es necesario adquirir servidores, espacio para almacenar datos y todos los demás gastos relacionados con la inversión CAPEX.

Además, como hemos visto anteriormente, los modelos Software as a Service (SaaS) permiten alquilar los servicios en función de las necesidades. Se paga un precio fijo mensual en base a los servicios ofrecidos. Esta posibilidad solo existe en los modelos cloud, ya que la empresa no usa las infraestructuras de la empresa.

Mantenimiento

En los modelos on-premise, los centros de datos y servidores están alojados en local y por ello, es la compañía la encargada del control y el mantenimiento. En función de diversos factores, como por ejemplo, el tamaño de la infraestructura, es posible que se tenga que contratar a un equipo de TI interno para la gestión del software.

En contraposición, los modelos cloud eliminan el mantenimiento del servicio, puesto que esta tarea es responsabilidad del proveedor al que se abona una cantidad fija.

Seguridad

La seguridad de los datos es una de las grandes preocupaciones de las empresas de la era digital. Por ello, siempre buscan un modelo que garantice el cuidado de la información.

Los modelos cloud proporcionan tranquilidad en relación al robo y pérdida de la información. No obstante, la implementación de dichas soluciones obliga a confiar la seguridad de los datos al proveedor de servicios.

En este sentido, uno de los grandes beneficios de los modelos on-premise es que este tipo de software permite controlar la seguridad física de los datos y mitigar las amenazas por parte del personal de la empresa.

Acceso/Movilidad

En términos de trabajo en remoto, la implementación cloud permite acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar. A diferencia de este modelo, con el software on-premise el acceso únicamente se puede efectuar en el espacio físico donde encuentren los servidores.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid