Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial en la empresa

Hace poco hablábamos sobre la inteligencia artificial (IA), qué es y de dónde viene. Hoy vamos a analizar qué puede a portar la IA a tu empresa.

Por Redacción España, el 12/11/2019

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

El crecimiento de la Inteligencia Artificial en las empresas

Aunque todavía es pronto, la Inteligencia Artificial se va abriendo camino en todos los procesos empresariales. Según un reciente estudio del Grupo Adecco, el 98% de los directivos consultados piensa que esta tecnología puede favorecer la productividad, así como el mejor conocimiento de sus clientes y de sus productos.

Sin embargo, para lograr estas mejoras, el 73% considera que habrá que desarrollar esta tecnología en todo su potencial. En este trabajo, presentado el pasado mes de septiembre de 2018 en Madrid, se preguntó a 200 directores de recursos humanos sobre la implantación actual de la IA en el mundo laboral. La mayoría de los expertos, un 63%, cree que los avances tecnológicos todavía no han llegado a su sector, pero que estarán presentes a corto plazo.


Cómo puede ayudar la IA a la empresa

1. Automatización de procesos

La aplicación de la inteligencia artificial en las empresas puede ayudar, entre otras cosas, a automatizar procesos. Mediante el uso de máquinas inteligentes, muchas tareas que antes se realizaban de forma manual y rutinaria ahora pueden programarse y llevarse a cabo en menor tiempo y con menos recursos. Lo más positivo es que la inteligencia artificial puede aplicarse en procesos muy variados. Por ejemplo, se pueden insertar robots en la cadena de montaje de una empresa automovilística, pero también se puede agilizar el proceso de fabricación de teléfonos inteligentes.

2. Análisis de datos

No cabe duda de que vivimos en la era del dato. En pleno auge del big data, las empresas trabajan con grandes cantidades de datos de los que pueden obtener información muy interesante. Para ello, algunas organizaciones emplean sistemas informáticos que gestionan, ordenan y analizan datos no estructurados.

3. Apoyo a equipo humano

Una de las creencias más extendidas es que la inteligencia artificial perjudica o es invasiva para con los trabajadores humanos. Sin embargo, los sistemas de inteligencia artificial pueden ayudar a los empleados y servirles como apoyo en algunas tareas. Tras un estudio y análisis del entorno, los equipos de IA pueden dotar de información muy valiosa a los trabajadores. Un ejemplo es en el trato directo con clientes. Los robots analizan distintos aspectos de los clientes y establecen perfiles para, más adelante, hacer recomendaciones y propuestas a los gestores humanos basándose en el contexto anterior.

4. Atención al cliente

En el sector e-commerce cada vez son más comunes las empresas que integran un chatbot en su página web. De esta forma, ofrecen un servicio de asistencia virtual completo y en tiempo real. Gran parte de los esfuerzos de algunas compañías se centra en perfeccionar sus herramientas digitales de atención al cliente. La idea es hacerlas más eficaces y, sobre todo, propiciar un trato más directo y personal con el cliente.


Machine learning, un ejemplo cada vez más habitual

El interés en esta tecnología, de la que ya hemos hablado en el blog, ha crecido en los últimos meses de manera exponencial gracias a los avances en diversas áreas, como por ejemplo la visión por ordenador, el reconocimiento del habla y el del lenguaje natural.

Los casos de uso en las empresas que ya la utilizan son muy variados. Desde análisis de datos obtenidos a partir de sensores que miden una gran cantidad de variables para tareas como el mantenimiento predictivo de maquinaria al automatizado de cadenas de montaje en fábricas.

Pero también podemos mencionar otros usos menos aparatosos y más cotidianos. Amazon lo usa en su web para intentar que los que la visitan compren más productos. Y Netflix para que sus suscriptores vean más contenidos. Microsoft la utiliza para detectar las amenazas online en cuanto aparezcan en sistemas de seguridad. Y firmas financieras, como Citigroup, para detectar transacciones fraudulentas y errores en pagos. Puede, por tanto, que muchas empresas ya estén utilizando servicios o sistemas que, al menos en parte, empleen machine learning.

Otras empresas ya utilizan machine leaning en lo que se conoce como Automatización de Procesos Robóticos (RPA), para automatizar tareas repetitivas realizadas por empleados. Generalmente esto se hace mediante herramientas software. Pero la RPA no siempre implica machine learning, algo que hay que tener en cuenta. Por lo tanto, no hay que confundir automatización con machine learning.


Las empresas más potentes apuestan por la inteligencia artificial

La inteligencia artificial está presente en algunas de las empresas más potentes del mundo. La emplean para fines tan diversos como mejorar la experiencia de usuario, perfeccionar sus productos y ofrecer un buen servicio posventa. Estos son algunos ejemplos prácticos:

Apple

La multinacional dirigida por Tim Cook cuenta con uno de los productos de inteligencia artificial más populares del mercado. Se trata de Siri, un asistente de voz incluido en los iPhone y en algunos iPad. Las principales funciones de Siri son responder preguntas de los usuarios, realizar acciones a su petición y hacer recomendaciones. Lo consigue utilizando herramientas de reconocimiento de voz y de procesamiento del lenguaje natural.

Facebook

La red social con más usuarios únicos del mundo dispone de su propio laboratorio de investigación en inteligencia artificial. Y es que su apuesta por esta tendencia tecnológica es muy fuerte. Su objetivo es servirse de la IA para ofrecer al usuario una experiencia mucho más personalizada. Algunas de sus acciones de inteligencia artificial más importantes son el reconocimiento facial en el etiquetado de imágenes, los mapas interactivos sobre densidad de población y acceso a Internet en el mundo o la app de Facebook que emplea redes neuronales e IA para describir el contenido de las imágenes a los usuarios ciegos.

Tesla

La inteligencia artificial también está presente en la estrategia de Tesla, la compañía fundada por Elon Musk. Y es que la empresa automovilística está trabajando en una flota de vehículos completamente autónomos que, al parecer, se comercializará en 2019. La introducción de la conducción autónoma es una cuestión que aún genera mucho debate, por lo que corporaciones como Tesla están invirtiendo mucho en investigación para garantizar condiciones de seguridad óptimas.

Google

Una de las últimas apuestas del gigante Google por la inteligencia artificial se ha materializado en la inversión en una agencia de noticias escritas por robots. Sin embargo, la idea de esta agencia no es que los robots actúen como sustitutos o competidores de los periodistas, sino como un recurso más para ellos. Se trata de un proyecto cuanto menos interesante, ya que pone de manifiesto cómo los robots no solo están presentes en las tareas más mecánicas, sino también en profesiones más intelectuales y creativas.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid