Big Data

Qué es un algoritmo

Inteligencia Artificial, Big Data, Machine Learning… Tanta tecnología y aún no te habíamos contado cómo funciona eso que todas estas tecnologías tienen en común: el algoritmo.

Por Redacción España, el 02/03/2021

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

En este blog hablamos por activa y por pasiva de Big Data, Machine Learning, Inteligencia Artificial... A menudo hablamos de que estas tecnologías utilizan algoritmos para procesar la información y hacer predicciones y prescripciones en base a ella. Pero, ¿qué es un algoritmo? ¿Cómo se emplea dentro de la computación? ¿Cómo funciona? Descúbrelo de la mano de los expertos de Agencia B12.

Los algoritmos han aparecido muchas veces en nuestros artículos, pero nunca como en el papel principal. Siempre han sido como ese actor secundario que sale en todas las pelis y, aunque no sepas bien qué pinta en cada una, te da tranquilidad saber que está, como el sello de calidad en una pizza congelada. Hoy te contamos para qué sirven sin que tengas que buscarlos en IMBD.

Qué es un algoritmo

Un algoritmo es un conjunto de instrucciones diseñadas para realizar una tarea específica. Puede ser una tarea simple, como multiplicar dos números (esa fórmula de Excel que sabe todo el mundo también es un algoritmo), o una operación compleja, como reproducir un archivo de vídeo comprimido.

Los motores de búsqueda utilizan algoritmos patentados para mostrar los resultados más relevantes de su índice de búsqueda para consultas específicas. De hecho, la vida de muchos profesionales del marketing digital gira en torno a ellos.

En la programación, los algoritmos a menudo se crean como funciones. Estas funciones sirven como pequeños programas a los que puede hacer referencia un programa más grande. Por ejemplo, una aplicación de visualización de imágenes puede incluir una biblioteca de funciones, cada una de las cuales usa un algoritmo personalizado para representar diferentes formatos de archivo de imagen.

Un programa de edición de imágenes puede contener algoritmos diseñados para procesar datos de imágenes. Algunos ejemplos de algoritmos de procesamiento de imágenes incluyen recorte, cambio de tamaño, nitidez, desenfoque, reducción de ojos rojos y mejora del color.

Como en todo, hay varias formas de realizar una operación específica dentro de un programa de software, es decir, muchas formas de hacer la misma cosa. Por lo tanto, los programadores generalmente buscan crear los algoritmos más eficientes posibles. Es ahí cuando tal vez escuches una conversación entre programadores hablando de algoritmos más o menos bellos o incluso elegantes. Sí, programar también es un arte.

Independientemente del gusto personal, la eficiencia es el Santo Grial de los programadores. Mediante el uso de algoritmos altamente eficientes, los desarrolladores pueden garantizar que sus programas se ejecuten lo más rápido posible y utilicen solo los mínimos recursos del sistema necesarios.

Por supuesto, no todos los algoritmos se crean perfectamente la primera vez. Por lo tanto, los desarrolladores a menudo mejoran los algoritmos existentes y los incluyen en futuras actualizaciones de software. Cuando veas una nueva versión de un programa de software, de un videojuego o incluso de las apps de tu móvil, significa que ha sido optimizado, que mejora su rendimiento, que corrige los fallos de versiones anteriores… En definitiva, es una nueva versión con algoritmos más eficientes.

Cómo funciona un algoritmo

Los algoritmos informáticos funcionan a través de un input (entrada) y un output (salida). Se toma el input y aplican cada paso del algoritmo a esa información para generar un output.

Por ejemplo, un motor de búsqueda es un algoritmo que toma una consulta de búsqueda como input y busca en su base de datos elementos relevantes para las palabras de la consulta. Luego, genera los resultados.

Imagina el algoritmo como una receta. Si preparas una pizza casera, debes seguir una serie de pasos: hay que hacer la masa, preparar los ingredientes y colocarlos a tu gusto antes de poder disfrutar del producto final.

  • Inputs: ingredientes y cantidades.
  • Proceso: receta paso a paso.
  • Outputs: la pizza cuando sale del horno.

Características de los algoritmos

Seguro que no usarías lo que puedes leer en la caja de la harina para saber cómo preparar la masa de la pizza, sino que buscarías la mejor receta para hacerla. De la misma forma, no todas las instrucciones que se escriben en programación, son un algoritmo. Para que lo sean, deben tener las siguientes características:

  • Claro e inequívoco: el algoritmo debe ser transparente. Cada uno de sus pasos debe ser claro en todos los aspectos y debe conducir a un solo significado.
  • Inputs y Outputs bien definidos: el algoritmo debe definir claramente qué inputs tendrán lugar qué outputs provocarán. Sin sorpresas.
  • Principio y final: el algoritmo debe ser finito, es decir, no debe terminar en bucles infinitos o similar.
  • Factible: el algoritmo debe ser simple, genérico y práctico, de manera que se pueda ejecutar con los recursos disponibles.
  • Sin barreras idiomáticas: el algoritmo diseñado debe ser independiente del idioma, es decir, debe ser solo instrucciones sencillas que se puedan implementar en cualquier idioma y, sin embargo, el resultado será el mismo como se esperaba.

Algoritmos famosos

Volviendo al mundo del cine, hay algoritmos que no son precisamente acotres secundarios. De hecho, algunos ya estarían a punto de recibir el Oscar a toda una vida.

Google

El motor de búsqueda de Google utiliza un algoritmo altamente eficaz llamado PageRank para encontrar las mejores coincidencias para los términos de búsqueda. PageRank decide qué páginas se enumeran primero cuando buscas algo. Cuando escribes “recetas de pizza” en el buscador, ¿verdad que escoges uno de los primeros resultados? Pues no están ahí por casualidad, es el algoritmo de Google el que los ha colocado allí, respondiendo a una serie de parámetros sobre los que los profesionales del marketing digital pueden trabajar para mejorar el posicionamiento de sus páginas.

Este algoritmo cambia caso constantemente y recibe actualizaciones periódicas. El reto de los profesionales es ser capaces de entenderlo y aprovecharlo, aunque no conozcan el funcionamiento exacto. Es la fórmula de la Coca-Cola del siglo XXI.

Facebook

¿Por qué te salen todas las publicaciones de Facebook de ese conocido que no soportas en la vida real? Hablamos de Facebook, pero esto puede aplicarse a muchas redes sociales, si bien es cierto que la mayoría de las más utilizadas pertenecen a la compañía de Mark Zuckerberg.

El algoritmo que marca el timeline de Facebook (lo mismo pasa con el de Instagram) es otro de los grandes misterios pendientes de resolver para todos aquellos Social Media Managers que pelean por posicionar cada una de sus publicaciones en la red social.

La teoría dice que Facebook prioriza el contenido de amigos y familiares sobre las empresas. También intenta que veas más contenido de la gente con la que interactúas habitualmente (vía comentarios y mensajes privados). Si la publicación tiene muchos comentarios con cierta extensión (algo más que un: “ok”), tendrá más posibilidades de ser vista.

Por último, muestra tanto contenido reciente de tus mejores amigos, así como el contenido “polémico” de amigos con los que interactúas personalmente con menos frecuencia.

En definitiva, intenta que veas todo lo que creen que puede resultarte interesante. Si lo consigue o no, lo dejamos a tu interpretación, querido lector.

Amazon

Amazon utiliza algoritmos para decidir el precio de los productos, de ahí esas “ofertas” que a veces aparecen en un producto concreto y en un color determinado. Sin embargo, no siempre funciona bien. En 2011, el precio de un libro llamado The Making of a Fly (sobre la biología molecular de una mosca) saltó a 14 millones de libras cuando los algoritmos de precios utilizados por Amazon para establecer y actualizar los precios comenzaron a superarse entre sí.

Además, y dado que Amazon se ha convertido en la mayor plataforma de comercio del mundo, también tiene un algoritmo de posicionamiento. En esencia, es similar al de Google. Analiza las consultas de búsqueda de palabras clave y luego intenta hacer coincidir los deseos del cliente con productos relevantes. Todos los días, Amazon intenta encontrar contenido relevante para entregar a sus clientes.

Sin embargo, la relación de Amazon con los consumidores es diferente a la de Google y, como plataforma autónoma, tiene acceso a una gran cantidad de datos para utilizar en los resultados de los motores de búsqueda.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid