Tecnología

¿Qué es la ciberresiliencia y cómo influye en la seguridad?

Una empresa ciberresiliente es capaz de mitigar, en gran medida, el impacto que pueda ocasionar un ciberataque en la red corporativa de una compañía.

Por Redacción España, el 03/03/2021

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

La ciberresiliencia es la capacidad que tiene una empresa para hacer frente a un ciberataque y mermar sus consecuencias. Se trata de un concepto basado en ciberseguridad, que va un paso más allá de esta.

Ciberresiliencia: definición

Para entender el concepto de ciberresiliencia, hablemos primero de resiliencia empresarial: se trata de la capacidad de una empresa para afrontar adversidades y recuperar su estado inicial. Esto pone de manifiesto la fortaleza de una organización para adaptarse a los cambios.

Cuando la empresa entra en el terreno digital, surge la ciberresiliencia. Tal y como define el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), la ciberresiliencia es "la capacidad para resistir, proteger y defender el uso del ciberespacio de los atacantes".

Esto implica, en definitiva:

  1. La creación de un escudo que impida el acceso a usuarios no autorizados a la red corporativa
  2. La capacidad de respuesta rápida de la empresa si alguien es capaz de burlar ese escudo, de modo que la compañía pueda garantizar que los flujos de actividad continúan a pesar del ataque.

En otros post sobre medidas de prevención ante ciberataques, hablábamos de que la mayoría de organizaciones no están cien por cien preparadas para afrontar ataques informáticos. Esto puede ser por diversas razones:

  • Una cultura organizacional que no se centra en la ciberseguridad.
  • Falta de inversión en tecnologías específicas para la detección y prevención de malwares.
  • Falta de formación en ciberseguridad.

Diferencias entre ciberseguridad y ciberresiliencia

En la era digital, es muy común confundir conceptos como ciberseguridad y ciberresiliencia. Sin embargo, aunque el enfoque es similar, los procesos difieren entre sí. Estas son las principales diferencias:

  • Ciberseguridad: conjunto de tecnologías informáticas y medidas preventivas destinadas a proteger la empresa ante cualquier brecha de seguridad, ya sea robo de datos o acceso a la red corporativa. Por ejemplo, el cifrado de datos.
  • Ciberresiliencia: este concepto unifica la tecnología de ciberseguridad y la resiliencia empresarial con el objetivo de gestionar un ciberataque sin fallos y, sobre todo, ofrecer continuidad del negocio ante un ataque.

¿Cómo conseguir una empresa ciberresiliente?

empresa-ciberseguridad

Algunos de los pasos más extendidos para alcanzar el término empresa ciberresiliente son:

Efectuar un análisis del riesgo

Como ocurre en otros análisis de prevención de riesgos, es importante conocer y determinar cuáles son las amenazas ante las que se encuentra expuesta la empresa y saber clasificarlas en función de la magnitud de daño que puedan originar en la red corporativa.

Contar con sistemas complejos de prevención

Toda empresa es susceptible de sufrir un ataque informático y, por ello, debe configurar políticas, sistemas y protocolos específicos que permitan responder ante cualquier incidente.

En el post sobre 10 consejos para evitar un ciberataque mencionamos algunos de los elementos más importantes que necesita implementar una organización para hacer frente a un ataque informático. Recordemos algunos de ellos:

  • Incorporar mecanismos de autenticación de DNS.
  • Usar sistemas de filtrado de web.
  • Contar con un Plan DRP.
  • Prestar atención a los remitentes en los correos electrónicos.

Asimismo, aunque la compañía cuente con las medidas de protección ante las ciberamenazas, es necesario monitorizar asiduamente la fiabilidad de las mismas con el objetivo de detectar anomalías, posibles violaciones de datos y fugas de información.

Recuperar el control

En términos de ciberresiliencia, la recuperación es la capacidad de la compañía para dominar la situación y poner en práctica todas las medidas y protocolos impuestos en los pasos anteriores para garantizar la continuidad del negocio.

Por ejemplo, mediante sistemas de copias de seguridad periódicos y métodos de restauración de datos (backup o site recovery), la empresa puede albergar toda su información en un lugar seguro. De esta forma, en caso de ataque, podrá seguir ofreciendo continuidad en los servicios.

Ventajas de la ciberresiliencia para la empresa

  • En términos económicos. Se reducen las posibilidades de que haya un ciberataque y, en caso de que se produzca, se garantiza que el negocio siga su curso, que no quede parado. Por tanto, el impacto económico será mucho menor.
  • En la gestión de riesgos. La empresa desarrolla políticas que previenen las vulnerabilidades que pueden afectar al negocio, así como la probabilidad de que se produzcan y el impacto de las mismas.
  • En relación al personal laboral. Una empresa ciberresiliente es capaz de mantener en constante formación a sus empleados para saber actuar de forma específica ante cada modalidad de ciberataque.
  • En el uso de tecnologías. Saber adaptarse a las situaciones, incluso a aquellas que pueden afectar al desarrollo del negocio, y contar con las herramientas necesarias mantendrá la empresa a la cabeza de la vanguardia. Con ello, dispondrá de más soluciones ante un ciberataque.
TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid