Inteligencia Artificial

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La IA hace posible que las máquinas aprendan de la experiencia, se ajusten a nuevas aportaciones y realicen tareas como hacen los humanos. Te contamos más sobre esta nueva tecnología.

Por Redacción España, el 23/09/2019

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

Hace tiempo que la Inteligencia Artificial (o AI por sus siglas en inglés) abandonó el mundo de la ciencia ficción para instalarse definitivamente en nuestras vidas, La Inteligencia Artificial es una combinación de algoritmos planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano. Se trata de una tecnología que todavía nos resulta lejana y misteriosa, pero que desde hace unos años está presente en nuestro día a día a todas horas.

Dicho de otra forma, la IA hace posible que las máquinas aprendan de la experiencia, se ajusten a nuevas aportaciones y realicen tareas como hacen los humanos. Estos procesos incluyen el aprendizaje (la adquisición de información y reglas para el uso de la información), el razonamiento (usando las reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas) y la autocorrección.


Breve historia de la IA

El término Inteligencia Artificial lo acuñó John McCarthy, un informático estadounidense, en 1956 durante la Conferencia de Dartmouth, donde nació la disciplina. 

Hoy en día es un término general que abarca todo, desde la automatización de procesos robóticoshasta la robótica actual. Ha ganado prominencia recientemente debido, en parte, a los grandes volúmenes de datos, o al aumento de velocidad, tamaño y variedad de datos que las empresas están recopilando. La IA puede realizar tareas tales como identificar patrones en los datos de manera más eficiente que los seres humanos, lo que permite a las empresas obtener más información sobre sus datos.

La investigación inicial de la inteligencia artificial en la década de 1950 exploraba temas como la solución de problemas y métodos simbólicos. En la década de 1960, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos mostró interés en este tipo de trabajo y comenzó a entrenar computadoras para que imitaran el razonamiento humano básico. 

Por ejemplo, la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA, Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa) realizó proyectos de planimetría de calles en la década de 1970. Y DARPA produjo asistentes personales inteligentes en 2003, mucho tiempo antes de que Siri, Alexa o Cortana fueran nombres comunes.

Este trabajo inicial abrió el camino para la automatización y el razonamiento formal que vemos hoy en las computadoras, incluyendo sistemas de soporte a decisiones y sistemas de búsqueda inteligentes que pueden ser diseñados para complementar y aumentar las capacidades humanas.


Tipos de Inteligencia Artificial

1. Máquinas reactivas

robot_ajedrez

Es la forma de IA más básica y la que más se parece al funcionamiento del tradicional ordenador, al que se le proporcionan una serie de datos y este debe procesarlos para obtener un resultado satisfactorio.

Este tipo de inteligencia artificial cuenta con una base de datos en la que se incluyen toda la información que puede necesitar para desarrollar su tarea, así como los conocimientos para usar y combinar toda esa información para lograr un resultado lo más satisfactorio posible.

Uno de los ejemplos más conocidos de este tipo de máquina es Deep Blue,  el superordenador desarrollado por IBM para derrotar a finales de los 90 a Garri Kaspárov.

Deep Blue podía identificar las piezas en un tablero de ajedrez y saber cómo se mueve cada una. Puede realizar predicciones sobre los mejores movimientos y elegir el mejor de todas las posibilidades, gracias a una base de datos que almacenaba las jugadas de los grandes maestros del ajedrez de todos los tiempos, incluidas las partidas de Kaspárov, y su motor de cálculo le permitía evaluar 200 millones de posiciones por segundo.

Sin embargo, Deep Blue no tiene ningún concepto del pasado. Tampoco posee recuerdos de lo que ha sucedido antes. Todo lo que hace es enfocar las piezas del tablero en tiempo real y elegir entre los siguientes movimientos posibles, no hay creatividad o talento en sus decisiones, solo reacción.


2. IA con memoria limitada

Imagen


Este tipo de Inteligencia artificial es la que más se está desarrollando en la actualidad. Su nombre hace referencia a la capacidad de estos dispositivos para registrar experiencias pasadas para aplicarlas en sus decisiones.

Se utilizan en multitud de campos, algunos muy de moda, como en los asistentes por voz o en el desarrollo de los vehículos autónomos. Estos sistemas utilizan el aprendizaje automático para, a partir de unos conocimientos base, añadir nueva información a su base de datos para mejorar su funcionamiento. Por ejemplo, en el caso de la conducción autónoma, se basa en una serie de datos establecidos, como calles, señales u obstáculos, con datos en constante cambio como son la velocidad y distancia de otros vehículos, etc.


3. Dispositivos basados en la teoría de la mente

En el ámbito de la psicología se denomina “teoría de la mente” y se explica como la capacidad de tener conciencia de las diferencias existentes entre el punto de vista personal y el de los demás.

Esta capacidad de procesar emociones y exponerlas al entorno es uno de los grandes pilares en los que se basan las sociedades humanas, por lo que supone el primer paso en la integración de la inteligencia artificial como parte de esa sociedad y no como un mero dispositivo. Este planteamiento base ya plantea un funcionamiento mucho más humano en el desarrollo de procesos de inteligencia artificial, ya que el agente de inteligencia artificial debe ser capaz de comprender las emociones de su interlocutor y ser capaz de mostrar las suyas propias.

Por ahora, esta categoría se encuentra solo en fase experimental, pero ya existen procesos capaces de detectar estados de ánimo en las personas por los microgestos de su cara, los matices de la voz y otros indicadores de conducta humana.


4. Inteligencia Artificial con autoconciencia

El paso final del desarrollo de la IA, actualmente en un estado puramente teórico, es construir sistemas que puedan formar representaciones sobre sí mismos. En última instancia, los investigadores de la IA tendrán que comprender no solo la conciencia, sino también construir máquinas que la tengan.

Este nivel sería el más próximo a los seres humanos. En este estadio de la inteligencia artificial, la máquina comprendería sus sentimientos y sería capaz de ponerlos en un contexto teniendo una perspectiva de sí mismos.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid