Tecnología

¿Qué es Internet Industrial de las Cosas (IIoT)?

Internet Industrial de las Cosas (IIoT) es un concepto que hace referencia a la aplicación del IoT específicamente al mundo de la industria. ¿Cómo? Te lo explicamos.

Por Redacción España, el 20/11/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

La transformación digital ha propiciado el nacimiento del Internet de las Cosas (IoT), en resumen, la interconexión digital de objetos cotidianos. Aprovechando la conexión a la red y la facilidad para vincular dispositivos, nace el Internet Industrial de las Cosas (IIoT) para aplicar este concepto a los procesos de las grandes industrias.

Definición de IIoT

Internet Industrial de las Cosas o IIoT consiste en la aplicación del concepto de Internet de las Cosas (IoT) al contexto de la industria, desde la maquinaria hasta los canales de logística. Hablamos de establecer interconexiones en las máquinas y en los procesos de las grandes industrias, para optimizar su funcionamiento por medio de tecnologías inteligentes.

El concepto implica la incorporación de tecnologías a todos los niveles, incluidas el aprendizaje de las máquinas (Machine Learning) y el almacenamiento y procesamiento de datos masivos (Big Data), compartiendo la información producida en todas las fases y aprovechando los sistemas de comunicación machine-to-machine (M2M) y otras herramientas de la automatización.

En un principio, el IIoT estuvo enfocado hacia la búsqueda de la excelencia operacional, es decir, a la medición de los rendimientos de flujo de trabajo en las grandes industrias. Sin embargo, con el tiempo ha evolucionado.

Actualmente, el IIoT facilita a las industrias la toma de decisiones, gracias al análisis de datos en tiempo real. Otras de las múltiples ventajas que trae consigo son: aumento de eficiencia, ahorro de costes, incremento de productividad y, cómo no, excelencia operacional.

Para aprovechar las oportunidades del IIoT, la industria debe integrar tres elementos en sus procesos operacionales:

  • Dispositivos inteligentes.
  • Analítica: el análisis de datos es el que permitirá visualizar tendencias, patrones y obtener conclusiones válidas.
  • Nube o Cloud, que permitirá el almacenamiento de todos los datos generados y de las herramientas necesarias para el procesamiento y la analítica de esos datos.

Diferencias entre IIoT y IoT

Como decíamos, Internet Industrial de las Cosas (IIoT) forma parte del concepto de Internet de las cosas (IoT). La diferencia principal entre ambas tiene que ver con quién se va a beneficiar en este mundo hiperconectado:

  • IoT se orienta al usuario: dispositivos portátiles o tecnología doméstica inteligente para hacer su vida más fácil.
  • IIoT se orienta a la industria: tecnología para mejorar la eficiencia, la salud y la seguridad en las grandes industrias.

Tomando al destinatario como punto de partida, también hay grandes diferencias en la infraestructura utilizada, es decir, en las máquinas y los dispositivos integrados que transmiten datos a través de internet y se gestionan mediante software (y también en esos propios softwares).

Por ejemplo, en una siderúrgica que incluya el IIoT en sus procesos operacionales, esta tecnología sería capaz de ofrecer a los usuarios todo el flujo de datos recolectados por los sensores de presión, temperatura, vibración, etcétera.

De esta forma, la información recolectada se fusiona con datos de otras fuentes para efectuar un análisis más exhaustivo que permita obtener conclusiones válidas en lo que se refiere a mejorar algún proceso o detectar fallos en el sistema.

En cambio, en un hogar, el IoT puede, por ejemplo, controlar la calefacción a través del móvil o un dispositivo wearable (como un reloj), lo que nos permitirá programarla, activarla y desactivarla en remoto y, además, nos arrojará datos de consumo para ajustar la factura.

Aplicaciones del IIoT

Al igual que ocurre con el Internet de las Cosas (IoT), el Internet Industrial de las Cosas, (IIoT) cubre un amplio abanico de casos, industrias y aplicaciones. Estas son algunas de ellas:

Gestión de inventario

Los sistemas y tecnologías que permiten el IIoT pueden, por ejemplo, monitorizar las cadenas de suministro. De este modo, es posible conocer en todo momento la ubicación de los pedidos, materiales, materias primas, etcétera. Una forma de optimizar el suministro y reducir considerablemente los costes.

Control de calidad

Los dispositivos, la maquinaria y las herramientas generan datos durante todo el ciclo de producción. Una vez recopilados todos los datos, se pueden aplicar mecanismos, acciones y herramientas específicamente orientadas a la detección de posibles errores. Así, se realiza un control automático de calidad que garantiza que el producto o servicio cumple con los requisitos mínimos de calidad.

Packaging

Los mecanismos de seguimiento inteligente pueden rastrear el impacto del trasporte en un producto y cómo le afectan las variables ambientales (temperatura, humedad, presión, etcétera). Con estos datos, las grandes compañías pueden rediseñar el packaging de sus productos para mejorar la experiencia de usuario y también reducir costes.

Seguridad

En el mundo hiperconectado prácticamente todo es monitorizable. Prueba de ello es que también se puede realizar un seguimiento automatizado de los KPIs relativos al rendimiento de salud y seguridad de los trabajadores y trabajadoras de una industria.

Gestión y análisis de las instalaciones

Las alertas de mantenimiento permiten preservar la calidad de las instalaciones de manera automática. Existen sensores capaces de monitorizar activamente el trabajo de las máquinas y avisar al usuario cuando los parámetros no cumplen los niveles preestablecidos. Así pues, las empresas pueden ahorrar energía, reducir costes, eliminar tiempo de inactividad de la máquina y aumentar la excelencia operativa.

Monitorización de los flujos de producción

El hecho de recabar información en tiempo real de todo el ciclo de producción de un producto o servicio, desde la entrada de la materia prima hasta el empaquetado, abre un mundo lleno de nuevas posibilidades a las industrias. La compañía puede tomar decisiones en cuestión de gestión de costes operativos, prevención de retrasos y anticipación a las necesidades.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid