Inteligencia Artificial

Robot inteligente, preprogramado y no inteligente

Un robot inteligente es capaz procesar y mejorar. En este contexto, existen otros dos tipos de robots. Te explicamos qué son robot inteligente, preprogramado y no inteligente y sus diferencias.

Por Redacción España, el 07/01/2021

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

La Inteligencia Artificial es una rama de las Ciencias de la Computación que se dedica al desarrollo de softwares que aprendan por sí mismos, como lo haría un ser humano. Simplificado, estas herramientas se nutren con un conocimiento inicial y se preparan para procesar datos, extraer conocimiento de los mismos y autoperfeccionarse a partir de ese conocimiento.

Eso es lo que hace un robot inteligente, procesar y mejorar. En este contexto, existen otros dos tipos de robots. Te explicamos qué son robot inteligente, preprogramado y no inteligente y qué los diferencia.


Robots e Inteligencia Artificial

La Robótica es otra rama de las Ciencias de la Computación dedicada a la construcción de robots, máquinas que, de manera automática, hacen cosas como lo haría un ser vivo. Un ejemplo sencillo, hay robots específicamente diseñados para el terreno industrial: un robot en una fábrica sustituye la mano de obra y acelera y automatiza ciertos procesos y/o reduce los riesgos laborales.

Las Ciencias de la Computación se nutren entre sí, en una unión que propicia e impulsa la evolución tecnológica. De la confluencia entre Robótica e Inteligencia Artificial surgen los robots inteligentes, pero esto no quiere decir que todos los robots sean inteligentes.

Que un robot realice una serie de actividades de forma automatizada no significa que sea inteligente. Solo hablamos de robots inteligentes cuando se ha integrado la Inteligencia Artificial en el software de la máquina, esto es, cuando el cerebro que controla la máquina es inteligente y tiene la capacidad no solo de cumplir órdenes sino también de evolucionar y perfeccionarse.


Robot no inteligente

Un robot no inteligente realiza unas acciones concretas para las que está creado, así de simple. Por ejemplo, un robot industrial integrado en la cadena de producción de una fábrica, con capacidad para manipular elementos de manera automática sería un robot no inteligente.

En este caso, el robot se programa para realizar unas tareas concretas e incluso se puede reprogramar ligeramente, se pueden cambiar trayectorias y funciones específicas, podría hasta tener la capacidad de detectar o evitar objetos a su alrededor e incluso almacenar algo de información.

Sin embargo, no va más allá: es un ejecutor, no aprende de las actividades que realiza, simplemente, se limita a llevar a la práctica las órdenes que se le han dado. Digamos que es sota, caballo, rey. Tú dices al robot que haga X actividad y el robot lo hace. Sin más.


Robot preprogramado

El robot preprogramado es un robot más avanzado que el no inteligente, pero sigue sin ser inteligente por el mismo motivo: no está creado para autoperfeccionarse. Un sistema IVR (Interactive Voice Response) es un ejemplo de esto.

Hablamos de ese contestador que salta cuando llamas a una empresa y que te hace un cuestionario para derivarte a la persona o al departamento que más te convenga en base a tus necesidades. El IVR es un sistema de audio que te hace preguntas de voz y te da distintas opciones (el clásico “di o pulsa 1”) que se codifican hasta derivarte a la opción correcta.

Sin embargo, no está preparado para interactuar contigo más allá de eso, ni para procesar la información y utilizar ese conocimiento para mejorar su servicio en la siguiente llamada, por ejemplo. Hay una programación, a través de algoritmos sencillos, pero no hay Inteligencia Artificial.


Robot inteligente

El robot inteligente es el resultado de la confluencia entre Robótica e Inteligencia Artificial de la que hablábamos inicialmente. En resumen, es un robot que piensa, un robot que no solo cumple órdenes, sino que procesa datos y aprende de ellos. El robot inteligente está diseñado para llevar a cabo ciertas funciones y hacerlas cada vez mejor. Un chatbot, por ejemplo, es un robot inteligente.

No pienses en un ITR (Interactive Text Response). Este sistema vendría a ser al texto lo que el IVR es a la voz, un chat preprogramado para darte respuestas a determinadas preguntas, para proporcionarte una información básica o derivarte al contacto adecuado. Piensa, por ejemplo, en Replika, un bot que está preparado para aprender a partir de la información que tú le das en tus conversaciones, hasta convertirse en tu amigo.

Ya te hablamos de este robot que se presenta como el robot que se convierte en tu amigo. A base de hablar contigo, a través de texto o de voz, Replika va adquiriendo datos sobre ti y modulándose a ellos. Aprende de lo que le cuentas y de cómo se lo cuentas, hasta convertirse ya no solo en un amigo virtual, sino en un espejo de ti mismo. Eso sería un robot inteligente.

Otra opción menos bizarra, las nuevas aspiradoras inteligentes. Pero las inteligentes de verdad, no las no inteligentes (que se limitan a cambiar su rumbo si se chocan contra algo), o las preprogramadas (en las que, inicialmente, se configuran las instrucciones sobre la zona a limpiar), sino las que se sueltan en una casa y, por sí mismas, detectan el espacio a su alrededor, hacen su propio plano de la vivienda y van aprendiendo de cada limpieza.

Una aspiradora no inteligente es esa que se da 30 veces contra la misma pared o que siempre se queda atascada debajo de la misma silla del salón. Una aspiradora inteligente es la que se da un par de veces contra esa pared hasta situarla en su mapa virtual, la que aprende que la pared está ahí y no se vuelve a chocar; o la que predice qué forma tiene la silla en la que se quedó atascada una vez y, a la segunda, cambia ligeramente la trayectoria y pasa fluidamente por debajo.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+34 916 629 534

madrid@agenciab12.com

Calle Alcalá, 21, 8ºD. 28014 - Madrid